Electroestimulación

electroterapiaEsta modalidad de terapia física emplea la electricidad en forma directa para lograr efectos biológicos y terapéuticos.
La corriente, al entrar en el organismo, produce una serie de fenómenos: efectos físicos-químicos, osmóticos y fisiológicos.
Dentro de la electroterapia se contempla a la electroanalgesia y a la electroestimulación.
A baja frecuencia se producen contracciones musculares, aumento del flujo sanguíneo, del retorno venoso y el drenaje linfático. La alta frecuencia, en cambio, provoca analgesia profunda

Se usa para reducir el dolor, aumentar la circulación local y promueve la cicatrización. Los electrodos se aplican sobre la piel a bajo voltaje, estimulando en forma intermitente los nervios superficiales en la piel. La transmisión de las señales dolorosas son bloqueadas y a su vez se liberan endorfinas (analgésicos naturales del cuerpo).

Indicaciones

Alivio del dolor ( producen un bloqueo del dolor transmitido al cerebro mediante la estimulación neuromuscular, que impide que se conduzcan los impulsos eléctricos desde la periferia (receptor) hacia el mismo. Además hay liberación de endorfinas (analgésicos naturales del cuerpo). Reduce los síntomas de osteoartritis. Controla el dolor lumbar. Contractura y dolor post ejercicio. Reduce los síntomas de rabdomiólisis (relaja fibras por masaje de baja intensidad, apertura de los canales de calcio y normalizacion del flujo de este ión y activación de mitocondrias para que metabolicen el exceso de glucógeno), Reduce edemas. Mejora la cicatrizacion (por aumento de la circulación y drenaje linfático). Mejora la fuerza y tono muscular. Ideal para atrofias y para condicionamiento corporal. Procesos infecciosos superficiales.