Crioterapia

Es una técnica que utiliza el frío para tratar afecciones agudas. Es antigua, muy difundida, simple, barata y efectiva. La respuesta fisiológica de los tejidos al frío es: vasoconstricción seguida de vasodilatacion. La vasoconstricción reduce el metabolismo de los tejidos. Se enlentence la conducción nerviosa que transmite el mensaje de dolor. La disminución del dolor inhibe el reflejo simpático post-traumático responsable de la contractura muscular. Normalmente se aplica en procesos agudos para minimizar el proceso inflamatorio.

También se lo aplica en caso de hematomas resultantes de un trauma directo como mordidas, patadas, reacciones a una inyección intramuscular, tendinitis agudas, post quirúrgicos para prevenir formación de edema. Se realiza por medio de la hidroterapia (agua fría), en forma de hielo (fijo o masajes), aerosoles y botas de agua fría.

Termoterapia superficial

El calor es una forma de energía que aumenta la actividad metabólica de las células. Este aumento de actividad produce mayor demanda de oxigeno local. Como resultado, hay vasodilatacion capilar y se aumenta el flujo de sangre, brindando mas oxigeno y nutrientes en el área. La difusión de membrana y la actividad enzimatica también se incrementan, haciendo que la célula consuma oxigeno y metabolice desechos. El calor además produce relajación muscular, aumenta la extensibilidad del colágeno y reduce la viscosidad del líquido sinovial. Se utiliza sobre todo en lesiones crónicas mediante lámparas infrarrojas, almohadillas térmicas y packs de gel caliente. La termoterapia es muy utilizada en equinos deportivos y se le considera como una parte de su preparación física.